logologo

Contáctenos

InicioBlogEl futuro de la energía solar: iluminando el 2024

El futuro de la energía solar: iluminando el 2024

2024-03-04

En los últimos años, los precios minoristas de la electricidad en los EE. UU. han experimentado un aumento significativo, con un aumento asombroso de más del 50 por ciento en las últimas dos décadas. Los estados de la región del Atlántico medio han sentido especialmente el impacto, siendo testigos de un aumento del 25 por ciento en las tasas entre 2021 y 2022.

 

Aunque esta turbulencia imprevista ha dejado a muchos desconcertados, Wilson Chang, un empresario de tecnología climática y director ejecutivo de Sunrock Distributed Generation, visualiza un futuro brillante para el sector solar de EE. UU. Según él, el sector está preparado para un crecimiento notable a partir de 2024. Chang comparte sus ideas sobre las crecientes demandas de energía impulsadas por la IA, el potencial ignorado de la energía solar y la prevalencia de los sistemas solares en los tejados.

 

El aumento del consumo de energía

A medida que nos encontramos en la cúspide de una nueva era, somos testigos de un aumento dramático en el consumo de electricidad impulsado por los vehículos eléctricos (EV), la inteligencia artificial (IA), las criptomonedas y la transformación digital del mundo. Estas fuerzas están dando forma al panorama energético y creando nuevas oportunidades para las fuentes de energía renovables.

 

Vehículos eléctricos y energías renovables

La creciente adopción de vehículos eléctricos presenta desafíos únicos para la red eléctrica. Con la conexión de los vehículos eléctricos a la red, la demanda de energía está alcanzando niveles sin precedentes. Sin embargo, los inversores visionarios ya reconocieron que la energía renovable está desplazando rápidamente al petróleo en el sector del transporte. Para poner las cosas en perspectiva, la generación solar se vuelve más rentable que el petróleo, dado que su precio cae por debajo de los 10 dólares por barril. Además, la pérdida de calor inherente a la combustión hace que el petróleo sea antieconómico en comparación con la electricidad verde. Como resultado, las fuentes de energía renovables como la energía solar se están convirtiendo en una opción atractiva. Los continuos avances en la tecnología solar harán que la electricidad verde sea aún más asequible en los próximos años, convirtiéndola en la opción más lógica para satisfacer la creciente demanda de energía provocada por los vehículos eléctricos.

 

Necesidades de potencia informática y de IA

En el mundo actual, la inteligencia artificial, las criptomonedas y otras innovaciones impulsadas por la tecnología han cautivado la imaginación humana. Esta fascinación se ha traducido en un crecimiento exponencial de los requisitos de potencia informática. Sorprendentemente, generar sólo unas pocas imágenes generadas por IA consume tanta energía como cargar un teléfono móvil. Igualmente sorprendente es que generar texto generado por IA tiene la capacidad de encender una luz LED. Además, el consumo de energía de Bitcoin por sí solo rivaliza con el de un país entero como Noruega. Comparativamente, el cerebro humano consume energía equivalente a una simple bombilla. Antes de imaginar que la IA dominará el mundo, debemos reconocer la necesidad de establecer fuentes de energía adicionales para impulsar el crecimiento exponencial de la IA.

 

Con la creciente demanda de energía de los vehículos eléctricos, la inteligencia artificial y otras tecnologías emergentes, existe una clara necesidad de fuentes de energía confiables y sostenibles. La energía solar se ha convertido en pionera en la satisfacción de estas demandas, ofreciendo una alternativa más ecológica y asequible. De cara al año 2024, es innegable que la energía solar desempeñará un papel vital en la configuración del futuro del consumo de energía. Desde sistemas solares en tejados hasta instalaciones solares a gran escala, la energía solar iluminará nuestro camino hacia un futuro más limpio y sostenible.

 

La creciente demanda de energía y la inestabilidad geopolítica aumentarán las tarifas eléctricas minoristas en 2024 y en adelante

El mundo se enfrenta actualmente a una crisis que no sólo afecta nuestros medios de vida sino que también aumenta el costo de la energía. La inestabilidad geopolítica juega un papel importante en el aumento de los precios de la energía a nivel mundial. Los conflictos en curso, como la violencia en Ucrania y el conflicto de Gaza, han dado lugar a una red más amplia de inestabilidad, lo que ha dado lugar a fluctuaciones constantes en los precios de la energía tradicional. Desafortunadamente, esta volatilidad afecta tanto a los seres humanos como al capital necesario para la generación de energía heredada en todo el mundo.

 

Infraestructura de transmisión envejecida: un importante contribuyente al aumento de los precios minoristas de la energía

 

Sorprendentemente, aproximadamente la mitad de los precios minoristas de la energía no están determinados por el costo real de la energía en sí. En cambio, la culpa la tiene la antigua infraestructura de transmisión. La reciente quiebra de PG&E como resultado de los incendios forestales de California sirve como un sombrío recordatorio de las consecuencias de descuidar la infraestructura de transmisión. Los costosos accidentes y los crecientes gastos de transmisión son resultados inevitables de depender de una red eléctrica centralizada heredada. Sin embargo, las mareas están cambiando, ya que las personas y las empresas ya están liderando el camino hacia una red más descentralizada y distribuida mediante la adopción de energía solar, almacenamiento y equipos de electrificación.

 

La Ley de Reducción de la Inflación: un catalizador para una infraestructura y un crecimiento económico más ecológicos

Contrariamente a las expectativas de los pronosticadores económicos, la resistencia de la economía estadounidense ha demostrado ser más fuerte de lo previsto. Factores como la sólida industria de viajes durante la reciente temporada navideña han impulsado la economía, sorprendiendo a muchos que habían pronosticado una posible recesión en 2023.

 

Un impulsor importante de esta fortaleza económica es la Ley de Reducción de la Inflación (IRA). Goldman Sachs estima que esta ley inyectará la asombrosa cantidad de 1,2 billones de dólares en la economía a través del gasto público y recortes de impuestos. Para poner esta cifra en perspectiva, excede el presupuesto asignado tanto a la construcción del sistema de carreteras estadounidense bajo la Ley de Carreteras Interestatales de 1956 como al New Deal de FDR, que jugó un papel fundamental para sacar a la economía estadounidense de la Gran Depresión. p>

 

Si bien la oferta de letras del Tesoro ha contribuido al aumento del costo del dinero, muchos pronosticadores económicos no tuvieron en cuenta la escala del gasto en el otro extremo. Se estima que esta afluencia de fondos estimulará tres veces el monto del gasto del sector privado. Además, el IRA revolucionará la industria de la energía solar, reduciendo los costos de los paneles solares a sólo unos centavos por vatio para finales de esta década. Además, la Ley CHIPS relocalizará parcialmente una compleja industria de fabricación de semiconductores, fortaleciendo aún más las capacidades tecnológicas del país. Estas medidas no sólo evitan una recesión sino que también allanan el camino para una infraestructura más ecológica y sostenible.

 

La creciente demanda de productos, energía y edificios sostenibles

El movimiento hacia la sostenibilidad no es simplemente una tendencia pasajera: es una fuerza poderosa impulsada por diversas partes interesadas, incluidas empresas, propietarios de bienes raíces y consumidores. De hecho, la demanda de productos, energía y edificios sostenibles no hace más que aumentar y no muestra signos de desaceleración.

 

El cambio del consumidor hacia la sostenibilidad

Las preferencias de los consumidores han alcanzado un máximo histórico en lo que respecta a productos sostenibles. Desde la Generación X hasta los Millennials y la Generación Z, existe un apoyo abrumador a las soluciones ecológicas y sostenibles. Las generaciones más jóvenes, en particular, son defensoras de las causas medioambientales y hacen de la sostenibilidad una prioridad máxima en sus decisiones de compra.

 

La marea indomable de flujos ESG

A pesar de la resistencia política ocasional, los intentos de obstruir los flujos de capital hacia iniciativas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) no tendrán éxito en el largo plazo. La tendencia puede enfrentar modificaciones y adaptaciones, pero el deseo subyacente de construir un futuro sostenible seguirá guiando las inversiones de capital.

 

Un futuro impulsado por energía solar de origen comunitario

En un futuro próximo, los sistemas solares se convertirán en una característica común en los tejados, y la fuerza impulsora detrás de este cambio no serán las empresas de servicios públicos sino los individuos y las comunidades locales. El poder de generar energía limpia estará en manos de quienes residen en estas comunidades, lo que demuestra que la sostenibilidad ya no es dominio exclusivo de los proveedores de servicios públicos a gran escala.

 

El brillante futuro de la industria solar

A pesar de los desafíos que enfrentará la industria solar de EE. UU. en 2023, incluido el aumento de las tasas de interés y los cambios en las regulaciones de medición neta en California, el futuro sigue siendo brillante. Las empresas y los individuos ahora tienen la oportunidad de instalar y construir sus propios sistemas de energía solar a un costo menor que el que pueden ofrecer las empresas de servicios públicos. El ritmo de la innovación en la industria solar no hace más que acelerarse, allanando el camino para un futuro en el que la energía limpia y asequible sea accesible para todos.

 

Solar: la puerta de entrada a una red energética más limpia y eficiente

La energía solar sirve como puerta de entrada a una red energética más eficiente, limpia y confiable. A medida que más tejados de edificios cuentan con sistemas solares combinados con baterías y estaciones de carga de vehículos eléctricos, la transformación del panorama energético se vuelve más evidente. Este cambio hacia la electrificación distribuida representa una oportunidad importante, ya que cada dólar invertido en energía solar comercial genera tres dólares en almacenamiento, plantas de energía virtuales, electrificación e infraestructura adicional. Los analistas predicen que el costo de los paneles solares seguirá disminuyendo, llegando potencialmente a sólo unos centavos por vatio en los próximos cinco años.

 

Empoderando a las comunidades con Sunrock

Sunrock, a través de su amplia red de socios en los 50 estados, apoya a empresas, propietarios de edificios, organizaciones sin fines de lucro y escuelas en las comunidades locales. Al poseer y administrar sistemas de generación complejos en su nombre, Sunrock ayuda a estas entidades a ahorrar dinero en sus facturas de electricidad y contribuir a un futuro más sostenible.

 

En general, la demanda de productos, energía y edificios sostenibles sigue creciendo. Este movimiento de base, impulsado por las preferencias de los consumidores y los flujos de capital, está allanando el camino para un futuro definido por prácticas limpias, asequibles y respetuosas con el medio ambiente.

Compartir
Artículo anterior
Artículo siguiente
¡Contáctenos para su solución energética!

¡Nuestro experto se comunicará con usted si tiene alguna pregunta!

Select...