logologo

Contáctenos

InicioBlogSaudi Arabia Leads Global Green Hydrogen Charge

Arabia Saudita lidera la carga global de hidrógeno verde

2024-01-22
Un equipo de investigación global ha compilado recientemente un resumen completo de las tendencias mundiales y las estrategias recomendadas para la adopción e inversión en tecnología del hidrógeno, centrándose específicamente en Arabia Saudita.

 

Un equipo de expertos internacionales ha examinado el potencial de Arabia Saudita en energía verde, específicamente hidrógeno. Han descubierto que, si bien el país está pasando gradualmente de la investigación inicial a proyectos de mayor escala en este campo, todavía enfrenta importantes obstáculos estructurales para convertirse en un productor líder de hidrógeno a nivel mundial.

 

Los investigadores señalaron que Arabia Saudita está invirtiendo más en hidrógeno verde, con inversiones totales que alcanzan aproximadamente los 900 millones de dólares. A pesar de estos esfuerzos, la economía y el sector energético del país siguen dependiendo en gran medida del petróleo. El petróleo y el gas son fundamentales para la economía de Arabia Saudita y contribuyen a aproximadamente la mitad de su PIB, el 70 % de los ingresos del gobierno y un asombroso 90 % de los ingresos por exportaciones.

 

En 2020, Arabia Saudita inició su Estrategia Nacional de Hidrógeno, con el objetivo de convertirse en un importante exportador de hidrógeno. Esto se alinea con su plan Visión 2030, cuyo objetivo es que las fuentes de energía renovables produzcan la mitad de la electricidad del país para 2030.

 

Los expertos han evaluado las perspectivas de Arabia Saudita en materia de energía de hidrógeno, centrándose en diversas formas como el verde, el azul, el gris y el turquesa. El enfoque actual del país enfatiza el hidrógeno azul, producido a partir de gas natural mediante captura de carbono, y el hidrógeno verde, creado a partir de energía eólica y solar.

 

La estrategia incluye producir 1,2 millones de toneladas de hidrógeno verde al año y satisfacer el 10% de la demanda mundial de hidrógeno para 2030. El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita (SAPIF) también está financiando proyectos energéticos internacionales, incluida una empresa de 5 mil millones de dólares en NEOM, Arabia Saudita, por una instalación de producción de amoníaco a base de hidrógeno verde. Se espera que esta instalación produzca 650 toneladas diarias de hidrógeno verde con una capacidad de 1,2 GW.

 

La alta radiación solar y la vasta superficie terrestre de Arabia Saudita ofrecen una ventaja potencial en la producción de hidrógeno, lo que podría generar algunos de los costos más bajos del mundo para la energía solar fotovoltaica (PV).

 

Sin embargo, los científicos señalaron varios desafíos estructurales y locales. Estos incluyen altos costos iniciales, economías de escala limitadas, electrolizadores costosos, recursos hídricos escasos, incentivos insuficientes, baja demanda, dependencia de combustibles fósiles, brechas regulatorias y de infraestructura, un mercado interno pequeño e inestabilidad política.

 

Sugieren que el gobierno debería crear un marco regulatorio integral para la producción y distribución de hidrógeno verde, además de invertir en la infraestructura necesaria. Abordar los desafíos de infraestructura relacionados con el transporte, almacenamiento y distribución de hidrógeno verde es crucial para el crecimiento de la industria en Arabia Saudita.

 

Los científicos han trazado una hoja de ruta detallada para transformar Arabia Saudita en una potencia de hidrógeno, centrándose en seis áreas clave: desarrollar un marco político sólido, construir la infraestructura necesaria, fomentar un entorno de investigación y desarrollo, estimular la demanda, ampliar la capacidad y promoviendo la colaboración entre todas las partes interesadas.

 

Lograr estos objetivos podría posicionar a Arabia Saudita como exportador de hidrógeno entre 2030 y 2035, con un impulso adicional en sus capacidades de energía verde en los cinco años siguientes.

 

Para hacer realidad esta visión, el énfasis debería estar en aumentar las exportaciones de hidrógeno verde de Arabia Saudita, particularmente apuntando a los mercados de Asia y Europa. Los investigadores aconsejan al gobierno que forje alianzas con países en transición hacia energías renovables, especialmente aquellos con una creciente demanda de hidrógeno.

 

Los expertos concluyeron que Arabia Saudita ocupa una posición particularmente ventajosa en el sector mundial del hidrógeno verde. Hicieron hincapié en que la producción de hidrógeno verde no es sólo una tendencia pasajera sino una parte importante del cambio en curso hacia la descarbonización. En este movimiento global, Arabia Saudita tiene una oportunidad única de emerger como líder en la producción de hidrógeno verde, desempeñando así un papel crucial en la iniciativa mundial para combatir el cambio climático.

Compartir
Artículo anterior
Artículo siguiente
¡Contáctenos para su solución energética!

¡Nuestro experto se comunicará con usted si tiene alguna pregunta!

Select...